La hegemonía del indiferentismo masónico

La idea de que da igual ser de éste o de aquel “dios”, pertencer a esta o aquella religión, se ha vuelto hoy el aire que respiramos… Dormimos católicos, despertamos masones y ni siquiera nos damos cuenta de eso.

¿Qué deben hacer los católicos para ayudar a los homosexuales?

Es en la Iglesia de los santos, y no en las discotecas y fiestas mundanas, que los homosexuales pueden vivir la plena felicidad. ¡Y es deber de los católicos convencerlos de eso!