La sotana

La sotana fue instituida por la Iglesia a fines del siglo V con el propósito de darle a sus sacerdotes un modo de vestir serio, simple y austero.

«Los clérigos han de vestir un hábito eclesiástico digno, según las normas dadas por la Conferencia Episcopal y las costumbres legítimas del lugar» señala el Código de Derecho Canónico en el punto 284. Conozca algo más sobre esta vestimenta clerical en este artículo breve y conciso.

Sotana es una palabra que deriva del latín subtana, que significa debajo. Se le conoce también como traje talar porque llega hasta los talones. Normalmente es negra, para recordar a todos que el que lo lleva ha muerto al mundo. Sin embargo, en los países tropicales puede autorizarse su uso en color blanco.

El Papa usa sotana color blanco. Originalmente, los papas vestían de color rojo. Sin embargo, con el tiempo se volvió blanca. Se cree que el beato Inocencio V, que era dominico, no quiso dejar su hábito blanco y, desde entonces, los papas vistieron de ese color.

Con el hábito coral, los romanos pontífices vestían una sotana blanca que era distinta a la que habitualmente usaban, pues era de seda muaré. San Juan Pablo II únicamente lo utilizó el día de su elección como papa, y desde entonces no lo han vestido los pontífices.

Por la parte superior de la sotana sobresale el alzacuello, que es una prenda blanca, actualmente de plástico, que cubre la parte baja del cuello bajando hasta el pecho. Su color simboliza la pureza del alma

Los prelados de honor, los protonotarios apostólicos y obispos, usan una sotana que tiene los filos color rubí. A esta sotana se le llama filetata. En esta sotana, las costuras, los botones y los ribetes de los ojales son de color rubí, y en todos sus extremos se le cose un cordoncillo del mismo color. En el caso de los capellanes de su santidad, los botones, filos y ojales son de color morado, mientras que en el caso de los cardenales son rojos.

Cuando los prelados de honor, los protonotarios apostólicos y los obispos visten el hábito de coro se ponen una sotana que no es negra o blanca, sino de color morada. En este caso, al igual que en la sotana filetata, las costuras, los botones y el cordoncillo son de color rubí. Asimismo, la parte inferior de las mangas son de color morada, pero de seda, por lo que brilla más.

Cuando los cardenales visten el hábito coral se ponen una sotana que es roja. En este caso, al igual que en la sotana filetata, las costuras, los botones y el cordoncillo son de color rojo. Al igual que las sotanas de los obispos, la parte inferior de las mangas es de seda, por lo que brilla más.

Fuente: Liturgiapapal.org

Deja un comentario