Monseñor Fernández: la gente no tiene hijos porque vive inmersa en “una cultura del placer”

«Debemos superar la mentalidad antinatalista donde tener un hijo no sea una desgracia, donde tener uno más no es una mayor desgracia, sino una bendición de Dios».

El obispo de Córdoba ha reflexionado sobre la falta de hijos que impide el relevo generacional en Europa, y que la gente ya no se casa. «Debemos superar la mentalidad antinatalista donde tener un hijo no sea una desgracia», aseguró.

Que Europa se muere porque no tiene relevo generacional es algo que el Papa Francisco ha denunciado en no pocas ocasiones, al igual que el obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, quien advierte de que en occidente se vive solo una cultura «del placer».

El obispo reflexionó en concreto sobre la falta de hijos que impide el relevo generacional en Europa, y que la gente ya no se casa, algo que «iene consecuencias en la economía y la ecología porque la ecología humana supone que la especie se perpetúa».

Fernández: «me parece que vivimos en un mundo, el occidental, donde hay una cultura del placer,y en ese tipo de cultura el tener hijos es una lata. Se evitan o se eliminan».

«A mí me parece que vivimos en un mundo, el occidental, donde hay una cultura del placer, del bienestar y en ese tipo de cultura el tener hijos es una lata. Se evitan o se eliminan. En España tenemos miles de abortos al año», precisó.

«Europa entera se muere de vieja. Tenemos que abrir de par en par el corazón a la vida, a estar abiertos a ella. Muchas veces los matrimonios jóvenes desean tener hijos, pero dadas las circunstancias laborales y sociales es muy difícil compaginar la familia con el trabajo».

Además, subrayó que «la tarea más importante que puede hacer hoy una persona al conjunto de la sociedad: dar a luz y cuidar a la generación que viene».

«Debemos superar la mentalidad antinatalista donde tener un hijo no sea una desgracia, donde tener uno más no es una mayor desgracia, sino una bendición de Dios».

Conflicto catedral  de Córdoba

Por otro lado, analizó la situación respecto a la Catedral de su diócesis (conocida como mezquita-catedral). Algunos partidos políticos y otros grupos quieren entregársela al islam a pesar de que pertenece a la Iglesia católica desde hace ya ocho siglos.

“Será un tema permanente, porque ellos no dejarán de pedirla y nosotros no se la daremos. Ese es el punto”.

“Ahora están más calmadas las aguas, pero fundamentalmente es un problema internacional, no de Córdoba. En nuestra ciudad la convivencia es buena. Es el choque entre la cultura y la civilización cristiana y la islámica. La paz del mundo también depende de que se lleven bien los cristianos y los musulmanes”, aseguró.

Monseñor Fernández cree que el problema “se focaliza en un monumento que es singular y emblemático para todos, especialmente para el mundo musulmán porque construyeron ellos esta mezquita”.

“Pero al igual que ellos la construyeron, los católicos construimos Santa Sofía, San Juan de Damasco y otras, y como la historia da muchas vueltas y llegó otra civilización, esas iglesias se han convertido en otra cosa. La nuestra hace ocho siglos que cambió del culto musulmán al cristiano”.

Fuente: ACI Prensa.

Deja un comentario