Un nuevo obispo para Ciudad del Este

Desde el 21 de diciembre 2014, la Diócesis de Ciudad del Este cuenta con un nuevo Obispo: Mons. Guillermo Steckling.Él fue ordenado en la Catedral “San Blas” de Ciudad del Este, ante una multitud de fieles que llegaron de varias localidades. Muy amablemente, fuimos recibidos, los integrantes de la Revista Formación Católica, por Mons. Steckling en su despacho episcopal, donde  mantuvimos una amena conversación.

 

guillermo steckling1-Antes de su nombramiento ¿A qué tareas pastorales se dedicaba?

“En los últimos años, me he dedicado a la formación de futuros sacerdotes, principalmente a los miembros de los Oblatos de María Inmaculada, pues nosotros tenemos una casa de formación en el Barrio Santa Ana de Asunción. Igualmente, me he dedicado a la enseñanza de la filosofía en algunas instituciones y a la formación permanente de los sacerdotes, especialmente a los de mi congregación.

En mis 12 años como Superior General, he visitado prácticamente los 60 países en los que se encuentra nuestra  congregación religiosa misionera.Estamos alrededor de 4 mil miembros. En ese entonces, mi tarea era coordinar el trabajo misionero a nivel mundial”.

2-¿Cómo recibió el anuncio de su nombramiento como Obispo de la Diócesis de Ciudad del Este, por parte de su Santidad?

“Como una gran sorpresa. Para ser sincero, algunos miembros de la nunciatura me consideraban ya como un Obispo, por mi trabajo activo, y me advertían que en algún momento eso se concretaría. Todo fue muy rápido; el lugar que me asignaron me tomó por sorpresa y no tuve mucho tiempo para reflexionar, pero dije que sí, porque uno debe asumir la misión que se le confía. He pensado en los que me han confiado esta tarea, especialmente en el Papa Francisco, quien habrá tenido sus razones; entonces acepté”.

3- ¿Porqué ha elegido el lema “Venga a nosotros tu reino” como lema de su nuevo trabajo pastoral?

“Se basa en una frase bíblica que me ha acompañado desde  el nacimiento de mi vocación. La misma es un poco larga para un lema: “Busquen primero el reino de Dios y todo lo demás les será dado en añadidura”, esa es la frase completa que pertenece a San Mateo y que expresa que debemos dejar que Dios gobierne en nuestras vidas y el resto se arreglará. Para condensar esta frase de forma comprensible y de forma no tan exótica, he buscado una frase muy conocida y que pertenece al Padre Nuestro que dice básicamente lo mismo”.

4- En el pasado, ¿Tuvo la oportunidad de visitar y conocer la Diócesis a la cual fue asignado como Obispo?

“Nunca tuve la oportunidad de conocer la Diócesis de Ciudad del Este. Capaz ese haya sido el motivo de mi nombramiento; han colocado al frente de esta Diócesis a alguien que ha venido con la mente fresca y sin prejuicios para observar, y conocer estos dos departamentos tan grandes y con tanta vida, como lo estoy poco a poco descubriendo”.

5- ¿Cómo encontró la Diócesis que se le fue asignada?

“Mis primeras impresiones son de mucha vitalidad, ya me lo había comentado Mons. Ricardo Valenzuela, ex Administrador Apostólico de Ciudad del Este, su admiración por la vitalidad religiosa de esta Diócesis. Por mi parte, he podido observar que hay muchos grupos, diversas actividades y laicos comprometidos que irradian en cierto sentido, a todo el Paraguay.Es algo muy bello; y eso lo pude notar en el día de mi ordenación episcopal, ya que muchos laicos han participado de la fiesta y todos se veían  muy contentos.Además, de los comentarios que he oído, todos fueron muy positivos”.

 

6- ¿Cuáles son los proyectos que  pretende implementar en la diócesis de Ciudad del Este,  que abarca dos departamento, Alto Paraná y Canindeyú?

“Como proyecto personal, deseo llegar a conocer a todos, ir visitando las parroquias y los diferentes grupos existentes. Posteriormente, como proyecto más concreto, pretendo llegar a elaborar un plan pastoral en conjunto, para obtener un horizonte a seguir. Además de trabajar en juntos con las diferentes espiritualidades.Sería recomendable este: además, trabajar por la espiritualidad de los fieles.

Conforme al Código de Derecho Canónico, se pretende también, conformar el consejo pastoral, donde participarán los diferentes agentes pastorales”.

7-Hemos iniciado el Año de la Vida Consagrada, año proclamado por el Papa Francisco. Desde su episcopado ¿Qué actividades pretende llevar a la práctica para promover  las vocaciones, ya que contamos con un seminario, varias comunidades de vida religiosa en nuestra región?

“Antes que nada se debe dar énfasis en la oración, ya que es un medio muy importante.

Como segundo punto, la presentación en clave positiva de las diferentes congregaciones religiosas y sus respectivos apostolados, para animar a los jóvenes o a cualquier persona, a conocer más sobre los carismas que posee nuestra Iglesia.Y como tercer punto, la llamada individual  a las personas en quienes es visible observar el llamado de Dios en sus vidas e invitarles a que consideren ese camino especial que hace feliz a las personas”.

8-¿Cuál es su percepción sobre el Seminario Mayor San José?

“He visitado el Seminario Mayor antes de mi ordenación episcopal y antes de mudarme a Ciudad del Este. He pasado la Navidad con los seminaristas y formadores del seminario, y la impresión que me causó la institución fue que la misma es un lugar en el que se cultiva la oración, son gente de fe, como pude ver. Rezan; rezan juntos y buscan una formación adaptada a la realidad de los jóvenes y creo que eso es lo que da vida al Seminario San José; y al Seminario Menor también.

La visita apostólica ha señalado algunas áreas que debían ser mejoradas, por ejemplo, la formación en lo pastoral y que conduzca a un título reconocido.

También me fue  posible ver un gran número de seminaristas y pienso que este seminario tiene cosas positivas que pueden contribuir a los demás seminarios del Paraguay, como así también, los otros seminarios pueden contribuir con su experiencia a esta casa de estudios, porque trabajando juntos nos vamos a enriquecer”.

9- ¿Tiene algunos proyectos para el Seminario?

“Por el momento, para el periodo 2015, el proyecto es continuar  a grandes rasgos, con los trabajos que se venían realizando. Introduciremos a nuevos formadores a la casa de estudios, que espero poder conseguirlos de fuera de la Diócesis. La Diócesis también podría contribuir con algún formador en los demás seminarios. Luego, habría que ver en detalles, cómo concluyen con sus estudios los diáconos, que en total son unos 16,y deben completar su preparación”.

10- Durante sus primeras actividades pastorales por algunos sectores de la Diócesis de Ciudad del Este ¿Cómo fue el recibimiento y la apertura de la feligresía?

“Sentí una acogida muy cordial, ya estuve en algunas parroquias, como “Niño Jesús”, en la misma Catedral y también en “Santa Fe del Paraná”, he visto a mucha gente y mucha juventud, un ambiente muy alegre, de gran acogida al nuevo Obispo”.

11- ¿Cómo ha sido su primer encuentro con los brazos ejecutores de su episcopado, o sea los sacerdotes?

“He tenido algunos encuentros, pero todos poco formales. Uno de ellos,  fue en un quincho durante una convivencia, en el que participaron sacerdotes de todos los sectores. Me impresionó mucho ver el trato y la convivencia fraternal entre todos. Pero aún falta reunir al presbiterio en su conjunto y elegir un consejo presbiterial, además de conformar el  ya mencionado consejo pastoral.

Aun tengo pocos planes pastorales porque es de considerarse que son mis primeras semanas como Obispo de esta Diócesis”.

12- ¿Qué mensaje le dejaría a la feligresía Diocesana por medio de la revista Formación Católica?

“Esta nueva revista lleva por título Formación Católica y esto es un tema muy importante, porque los católicos necesitamos formarnos. Formarse quiere decir moldearse.

Durante una charla con los seminaristas, dije estas palabras: El verdadero formador, el que nos moldea en la imagen de Dios que ya existe en nosotros, es el Espíritu Santo; y nosotros debemos someternos a él y abrirnos a esos canales que Dios tiene para comunicarse con nosotros, de modo que podamos ser más firmes en la fe, frente a otras denominaciones y, por sobre todo,  frente al mundo que no tiene fe, pues un católico bien formado no se deja engañar por las falsedades del mundo”.

Biografía:

Nombre: Heinz Wilhelm (Guillermo)

Apellido:Steckling

Fecha de Nacimiento: 23 de abril de 1947

Nacionalidad: Alemana

Congregación a la que pertenece: Misioneros Oblatos de María Inmaculada (O.M.I.)

Estudios: Desde 1967 a 1973 Cursó los estudios filosóficos y teológicos en Hunfel, Fulda y Mainz,  concluyendo con el Diploma de Teología en la Universidad de Gutenberg en Mainz.

Fecha de Ordenación Sacerdotal: 20 de julio 1974

Fecha de Ordenación Episcopal: 21 de diciembre 2014

Trayectoria: En el año 1974 llega a Paraguay y comienza su apostolado en Puerto Elsa, hoy Nanawa.

1975-1977: Vicario parroquial en la Parroquia San Vicente de Paúl, Colonia Independencia, Diócesis de Villarrica.

1977-1986: formador de los Seminaristas menores en Villa Morra, Asunción. Luego del pre-noviciado y de los profesores en el Barrio Republicano, Asunción.

1986-1992: Provincial de la vice provincia del Pilcomayo de los Misioneros Oblatos (Paraguay y Norte de Argentina).

1998-2010: Superior General de los Misioneros Oblatos, en Roma.

2012-2014: Rector del Seminario Mayor de los Oblatos de María Inmaculada, “Escolasticado Beato José Gerard”, Lambaré – Paraguay.

Actualmente: Obispo de la Diócesis de Ciudad del Este.

Lema Episcopal: “Venga a nosotros tu Reino”.

Deja un comentario