#1: Una realidad que no cabe en mil palabras

Cada tapa de revista tiene su propia historia. Luego de la imagen de la primera edición, que mostraba el rostro piadoso de una mujer paraguaya en actitud orante, nos propusimos seguir mostrando el mismo rostro católico de nuestro pueblo creyente. Y entonces, le tomamos la fotografía a esta niña que devotamente participa en la Vigilia Pascual.

Queremos que nuestra tapa refleje los valores más profundos de nuestra educación católica. Valores que no son otra cosa que virtudes cristianas. Por eso, cada tapa habla y hablará de esas virtudes que pavimentan nuestro camino al cielo. En cada tapa se podrá ver, como en un resumen profundizado -si se nos permite esa paradoja- de la vida cristiana bien vivida.

Invitaré siempre, entonces, a mirar con atención la tapa de nuestra revista, para entender el mensaje que queremos transmitir y el resultado que buscamos lograr.

Ciertamente, una imagen habla más que mil palabras. Pero mil palabras no son suficientes para describir toda la realidad. Por eso, aquella imagen de la venerable viejita piadosa, o esta de una niña devota en los albores de su vida, no hablan necesariamente de todo el espectro de la espiritualidad cristiana. Sin embargo, reflejan aspectos muy trascendentales de la misma, que no se pueden dejar de lado, so pena de “licuar la fe”.

Espero que disfruten de esta segunda entrega de nuestro humilde trabajo.

Padre Jorge Martínez
Director editorial

 

Contáctese con nosotros

editorial@formacioncatolica.org
faceboook.com/formacioncatolica.org
twitter.com/fcatolica

Deja un comentario